La I+D+i, la rueda que no se detiene en la industria farmacéutica

Marieta Vargas

En un excelente estado de salud, a pesar de su longevidad, Faes Farma se plantea un nuevo reto de cara a 2020 para desarrollar una veintena de medicamentos al tiempo que pone en marcha una planta piloto para la fabricación de productos en investigación. Para ello, cuenta con un potente departamento de I+D+i estructurado en diferentes áreas y que acoge a medio centenar de profesionales.

Cuando en 1933 nació Faes Farma, en Lamiako (Bizkaia) tan sólo contaba con 4.000 metros cuadrados destinados a la fabricación de arsenicales. Hoy en día, un espacio de estas dimensiones está dedicado en exclusiva al departamento de I+D+i, uno de los pilares fundamentales de esta compañía farmacéutica.

La I+D+i revela todo el valor potencial del vademécum tradicional de Faes Farma, ya que ha orientado sus esfuerzos en el desarrollo de nuevos medicamentos innovadores que puedan ofrecer beneficios clínicos en las áreas terapéuticas en las cuales aspira a ocupar una posición de liderazgo y en las que ya tiene experiencia previa.

Productos de prescripción y OTC

Productos de prescripción y OTC

Por ello, es importante detenerse en la organización del departamento de I+D+i, estructurado en seis grandes áreas. IDi API, para la investigación y desarrollo de principios activos; IDi Farma, de desarrollos y tecnologías farmacéuticas, IDi Clínica, que se focaliza en la investigación clínica de nuevos productos procedentes de I+D+i. Otra de sus áreas está dedicada exclusivamente a los proyectos estratégicos de bilastina, antihistamínico de segunda generación desarrollado íntegramente por Faes Farma, y los nuevos productos relacionados con su ciclo de vida. A estas áreas, se suman Fomento IDi, orientada a la propiedad intelectual e industrial de los productos de I+D+i así como a la búsqueda de nuevos proyectos y vías públicas de financiación, y se completa con IDi Gestión de Proyectos. Este conglomerado de unidades congrega a 51 personas, de los cuales 36 son doctores y licenciados universitarios, especialistas en química, farmacología, toxicología, galénica, clínica, ingeniería química, farmacocinética, química analítica y medicina. “Paralelamente, apostamos por la generación de nuevos talentos que puedan nutrir los equipos de trabajo adquiriendo los conocimientos más relevantes de los proyectos”, insisten desde la farmacéutica.

“Faes Farma sigue apostando fuerte por el desarrollo de nuevos medicamentos, dentro del área que más éxito ha proporcionado a la compañía farmacéutica: la alergia”

Gracias a esta organización, Faes Farma ha conseguido en el último año la finalización del desarrollo farmacéutico y clínico de la bilastina pediátrica. Además ha comercializado un nuevo medicamento innovador que completa la cartera de productos en su línea de Hidroferol, esta vez en cápsula blanda. Asimismo, ha iniciado el desarrollo farmacéutico de nuevos medicamentos innovadores, en sus líneas de Bilaxten, Claversal, Venosmil, Hidroferol y Faes Healthcare, con nuevas dosificaciones y formas de administración.

Instalaciones de Faes Farma en Leioa (Bizkaia).

Instalaciones de Faes Farma en Leioa (Bizkaia).

Dos veces 20

El año de 2014 fue un año importante para el área de I+D+i, con la incorporación de Gonzalo Hernández como máximo responsable. Con ella se aprovechó para hacer una profunda reflexión estratégica sobre las políticas de desarrollo de nuevos proyectos de investigación. Esa reflexión dio lugar a la Estrategia FAES 2020 que consiste fundamentalmente en el desarrollo de 20 medicamentos, cuyos registros puedan ser presentados antes de finales de 2020. En el planteamiento inicial se preveía la presentación de diez patentes. Esta iniciativa busca no sólo ampliar la gama de productos de bilastina, sino extender su ciclo de vida mediante nuevas patentes y ampliar el portfolio de productos del laboratorio. Faes Farma sigue apostando fuerte por el desarrollo de nuevos medicamentos, dentro del área que más éxito ha proporcionado a la compañía farmacéutica: la alergia.

“La Estrategia FAES 2020 contempla el desarrollo de veinte productos innovadores”

Este impulso ha conllevado también un esfuerzo inversor, que se ha cuantificado en 4.500.000 euros acumulados en los dos últimos años, para la renovación, ampliación y mejora del equipamiento e infraestructuras.

En este sentido, destaca el proyecto de una planta piloto para el desarrollo de especialidades farmacéuticas, que en el primer trimestre de 2018 recibió el certificado de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Esta iniciativa permite acometer el desarrollo de nuevos productos y ensayarlos antes de su paso a fase de producción industrial. La inversión realizada asciende a los dos millones de euros.

Laboratorio de analítica.

Laboratorio de analítica.

La posibilidad de realizar este escalado en planta piloto supone un paso muy relevante para optimizar y rentabilizar el proceso industrial final, además de contribuir a la implementación de la calidad de los procesos futuros en planta. En particular, “permite evaluar nuevas tecnologías farmacéuticas, suponiendo el más adecuado banco de pruebas para la mejora tecnológica en fabricación farmacéutica”, señalan desde el departamento de I+D+i de la firma farmacéutica.

“La nueva planta piloto permite acometer el desarrollo de nuevos productos y ensayarlos antes de su paso a fase de producción industrial”

Aun con este ambicioso reto por delante, Faes Farma continuará con la colaboración con diversas entidades, universidades, centros tecnológicos y hospitales en el marco de proyectos de I+D+i.

image_print

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies