ATLAS Molecular Pharma suma a su accionariado a Arquimea Group para impulsar un medicamento

La spin-off de CIC bioGUNE ha identificado el ciclopirox como un fármaco contra la porfiria eritropoyética congénita

ARQUIMEA Group, grupo empresarial con ADN tecnológico y una fuerte apuesta por la I+D, pasa a formar parte del accionariado de ATLAS Molecular Pharma, spin-off de CIC bioGUNE, tras la adquisición de una participación cercana al 33% del capital de la empresa. Esta operación permitirá que el medicamento ciclopirox entre en la fase de ensayos clínicos con pacientes para demostrar su eficacia contra la porfiria eritropoyética congénita. La incorporación de ARQUIMEA Group al capital social de ATLAS refuerza la apuesta del Grupo por apoyar las áreas de investigación que afectan de manera directa a las personas y la sociedad, como, en este caso, la lucha contra las enfermedades raras.
ATLAS Molecular Pharma ha diseñado una innovadora Plataforma de cribado de moléculas para el descubrimiento y validación de chaperonas farmacológicas (Chassys®). La empresa ha realizado experimentos bioquímicos y biofísicos con miles de compuestos hasta identificar el ciclopirox como un fármaco que ha demostrado tener actividad frente a la porfiria eritropoyética congénita. Al ser un fármaco que ya se utiliza para el tratamiento de otras enfermedades, el compuesto está aprobado por las agencias reguladoras de medicamentos, lo que facilitará el complejo proceso de su desarrollo para combatir la porfiria eritropoyética congénita.
El ciclopirox cuenta con el reconocimiento por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Administración de Drogas yAlimentos de Estados Unidos (FDA) como medicamento huérfano para esta enfermedad. Los medicamentos huérfanos son aquellos destinados a las enfermedades raras y que, tradicionalmente, no han despertado el interés de la industriafarmacéutica por razones financieras, ya que van destinados a un reducido grupo de pacientes pero que, sin embargo, responden a necesidades muy importantes de salud pública. En este contexto, el Gobierno Vasco ha incluido el estudio de enfermedades raras como una de las áreas estratégicas de su programa de especialización inteligente (RIS3), promovido por la Unión Europea. Todos estos reconocimientos constituyen un importante avance en el desarrollo de un fármaco, ya que permitirá iniciar los ensayos clínicos con pacientes a principios de 2021.

image_print

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies