CIC nanoGUNE cumple una década de ciencia, colaboración, formación y transferencia

A lo largo de su trayectoria ha creado cinco empresas de base tecnológica que hoy compiten a nivel mundial

La nanociencia y la nanotecnología ya son y serán los grandes artífices de las auténticas transformaciones. La producción del grafeno, por ejemplo, al que todos reconocen como un material de futuro por las múltiples propiedades que es capaz de aglutinar, habría sido imposible sin los avances de la nanotecnología y sin el conocimiento generado por equipos de investigación como el de nanoGUNE. La investigación en nanociencia y nanotecnología demanda unas condiciones arquitectónicas y de ingeniería muy sofisticadas que permitan afrontar experimentos imposibles en una construcción al uso. Para ello, nanoGUNE construyó hace diez años una infraestructura de última generación.

El objetivo de nanoGUNE era situar al País Vasco en la vanguardia internacional de la nanociencia y la nanotecnología. Han pasado diez años desde entonces, y “la apuesta que hizo el Gobierno Vasco con el lanzamiento de un centro como el nuestro ha dado sus frutos”, ha señalado Jose María Pitarke, director general de nanoGUNE.

“Hemos sido capaces de atraer a 12 responsables de grupos de investigación altamente reconocidos en sus respectivos campos, que hoy en día dirigen a cerca de 100 investigadores de 25 países de todo el mundo”, ha indicado Pitarke. “Dicha labor científica se ha visto reflejada en más de 800 artículos científicos publicados en prestigiosas revistas, entre ellas Science y Nature”, apunta.
El centro nació con el compromiso de contribuir a la competitividad empresarial y el desarrollo económico del País Vasco, y ya ha creado 5 empresas de base tecnológica (Graphenea, Simune Atomistics, Ctech-nano, Evolgene y Prospero Biosciences) que hoy compiten a nivel mundial, y ha presentado 14 patentes de las cuales 9 están siendo ya explotadas. Más allá de este compromiso de carácter empresarial e industrial, el centro se ha encargado también de la generación de talento gracias a las 39 tesis doctorales concluidas desde sus inicios, a las que hay que sumar 34 que están en proceso de elaboración. Pitarke ha insistido en que “si queremos ser pioneros, si queremos ser capaces de descubrir nuevos mundos, si queremos ser los primeros en explotar nichos que nos ofrezca el avance mundial de la ciencia, debemos seguir explorando esas rutas cuyo destino es aún desconocido e incluso inimaginable.

image_print

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies