El investigador de CIC biomaGUNE Fernando López-Gallego consigue más de 2,5 millones de euros para estudiar el acoplamiento de las enzimas con materiales sólidos

Fernando López-Gallego desarrollará en CIC biomaGUNE su proyecto de investigación METACELL, que cuenta con una ayuda ERC Consolidator del Consejo Europeo de Investigación (ERC), dotada con 2 millones de euros, para investigar durante los próximos cinco años la fabricación de células artificiales capaces de convertir materias primas renovables en productos de alto valor añadido para la industria química. El proyecto inicia su andadura el 1 de enero de 2020 y prevé el crecimiento inicial del grupo hasta las 10 personas.
El laboratorio de Biocatálisis heterogénea trabaja, además, en un proyecto FET-Open (Future and Emerging Technologies) de la Comisión Europea, en el marco de un consorcio entre entidades españolas, austriacas y alemanas. El proyecto, denominado HOTZYMES, estudia el acoplamiento de enzimas a nanopartículas magnéticas capaces de modular remotamente su actividad catalítica en presencia de campos magnéticos.
Asimismo, a partir del 1 de enero de 2020, el grupo de Fernando López-Gallego cuenta con una ayuda de formación en red del programa de la Comisión Europea Marie Sklodowska Curie, que tiene como objetivo dotar a los investigadores con las habilidades y experiencia internacional necesarias para desarrollar una carrera exitosa tanto a nivel académico como industrial. Este proyecto lo llevará a cabo un consorcio de 10 instituciones académicas y 10 empresas, todas ellas europeas, que permitirán formar a un grupo de 20 jóvenes investigadores con gran potencial en el campo de la biocatálisis aplicada. Como resultado, se llevarán a cabo doctorados conjuntos públicoprivados con una estrecha colaboración entre las entidades académicas y las empresas.
Estos tres proyectos europeos comparten la línea de investigación que desarrolla Fernando López-Gallego, dirigida a desarrollar nuevas actividades enzimáticas acopladas a materiales avanzados que permitan acceder a sistemas complejos de reacciones químicas con interés industrial. A través de este objetivo se pretende fabricar nuevos biocatalizadores heterogéneos multi-funcionales que permitan sintentizar o degradar moléculas complejas, dependiendo de la aplicación concreta.