El proyecto europeo REslag, liderado por CIC energiGUNE, culmina la fase de investigación y abre vías para la valorización de la escoria de acería

REslag sienta las bases para que la industria pueda aprovechar parte de los 3 millones de toneladas de residuos de acería que cada año van a parar a vertederos

El proyecto europeo REslag para el aprovechamiento energético de la escoria de acería, liderado por CIC energiGUNE, ha culminado su fase de investigación tras 4 años de trabajo. El evento de cierre del proyecto, enmarcado en la iniciativa Horizonte 2020, ha tenido lugar esta semana en Rabat, con la presencia de cerca de 50 profesionales y representantes de las empresas, así como de entidades asociadas e instituciones.
En el encuentro, organizado por la entidad marroquí MASEN, socio del consorcio del proyecto, se han puesto en común los avances realizados en el periodo final del proyecto y se ha llevado a cabo un último evento enfocado a las potenciales aplicaciones de la escoria en las Plantas Solares de Concentración (CSP). En la reunión han participado, además de CIC energiGUNE, representantes de Sener, IK4-Azterlan, CENER, DLR, ENEA, LCE, Renotech, CEA, Fraunhofer IWKS e IRESEN.
Como culminación del proyecto, se ha celebrado una mesa redonda con todas las empresas participantes que servirá para obtener las conclusiones definitivas de esta iniciativa. En líneas generales, el trabajo desarrollado ha puesto de manifiesto la enorme potencialidad de esta apuesta por la revalorización de los residuos del acero desde el punto de vista de la Economía Circular, la mejora del medio ambiente y el desarrollo económico de Europa.
Asimismo, REslag ha llegado a su etapa final con excelentes perspectivas de cumplir sus dos objetivos fundamentales. Por un lado, transferir el conocimiento a la industria de una manera ágil y tangible, para lo cual se ha desarrollado en CIC energiGUNE un prototipo demostrador en escala 1/10 que ya se está construyendo a escala real en instalaciones de Arcelor Mittal Sestao.
Y por otro lado, demostrar la viabilidad de las cuatro tecnologías de valorización de escoria propuestas en el proyecto: recuperación de calor residual en la industria, producción de materiales cerámicos refractarios, almacenamiento de energía para plantas de concentración solar térmica, y extracción de metales de alto valor añadido.
A principios de esta década, la industria del metal europea generaba 21,8 millones de toneladas de escoria de acería. Se estimaba que el 76% de estos residuos se podía reciclar para su uso en la construcción y carreteras, pero el 24% restante (5,23 MTn) era desechado en los vertederos, lo que generaba un gran problema medioambiental. El desarrollo de REslag aspira a mejorar esta situación, ofreciendo a la industria una forma sostenible de aprovechar los residuos.
En el proyecto REslag han participado 18 socios provenientes de 8 países y ha contado con un presupuesto de casi 10 millones de euros. Bajo la coordinación de CIC energiGUNE han formado parte de esta iniciativa ArcelorMittal, DLR, IK4-Azterlan, ETH, Imperial College London, Friedrich-Alexander Universitat Erlangen-Nurnberg, CEA, OptimumCement, ENEA, VIT, General Electric France, Novargi, General Electric Switzerland, Fraunhofer IWKS, Life Cycle Engineering, MASEN, Hasten, Renotech y CENER.

image_print

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies